José Gaos Antología filosófica: la filosofía griega

Sección:

Notas sobre Anaximandro

> Índice de la obra

> Marcadores: nombres

> Marcadores: materias

^Notas sobre Anaximandro

     9. En el pasaje de Teofrasto -el preeminente discípulo de Aristóteles- que cita EL FRAGMENTO DE ANAXIMANDRO y que es citado a su vez por el platónico Simplicio, comentarista de Aristóteles de fines del siglo V y principios del VI, hay que distinguir lo propio de Anaximandro de aquello que es interpretación posterior.

     10. La filosofía había empezado con la doctrina de Tales de Mileto, de que todos los seres son en el fondo agua, o manifestaciones y transformaciones diferentes de éstas: v. el comienzo del capítulo 3 del libro A de la Metafísica de Aristóteles. Anaximandro rectifica a su maestro. Aquello de que todos los seres son manifestaciones o transformaciones diferentes de ésta: v. el comienzo del capítulo 3 del «a parar su destrucción», aquello de que se generan todos los cielos y los mundos que hay en ellos, no puede ser ni el agua, ni ningún otro ser semejante al agua, esto es, un ser determinado, sino tan sólo algo [223] diferente de todo semejante ser determinado, algo indeterminado, pues, y, además, infinito cuantitativamente; algo muy bien llamado «naturaleza», en cuanto que este término, como el griego traducido por él, physis, tiene relación etimológica con el «nacer»: naturaleza es aquello de que nacen todos los seres, todos los cielos.

     11. Las transformaciones de esta naturaleza infinita se las representa Anaximandro como una sucesión cronológica de una necesidad que interpreta a base de la experiencia y las ideas humanas de la injusticia y la justicia, en los términos que Teofrasto califica de un tanto poéticos y que relacionan el estilo de la primera obra griega de filosofía, escrita en prosa, con el de la literatura mítica y la poesía lírica de la misma edad. La injusticia es la de los seres manifestaciones de lo infinito en que anteriores se transforman; la justicia, la transformación ulterior de estos seres o manifestaciones a su vez en lo que habían sido anteriormente.

     12. Términos como el de «principio» para designar la «naturaleza» de las cosas, agua, infinito..., como el de «elemento» para designar determinados principios, agua, aire, fuego, tierra, son de introducción posterior a los presocráticos, proceden de las escuelas salidas de Sócrates, singularmente de la platónico- aristotélica. Su empleo en la exposición de las doctrinas de los presocráticos por los filósofos e historiadores de la filosofía posteriores se debe a una práctica general a los filósofos e historiadores de la filosofía a lo largo de la historia de ésta: cuando los objetos o conceptos de una filosofía anterior parecen al filósofo posterior o al historiador los mismos que los suyos propios, el filósofo o el historiador designan aquellos objetos, o conceptos con los términos con que designan los suyos que les parecen los mismos.

 

 


[Mostrar
navegación]