Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes
Biblioteca de signos

Mesa redonda

Escuelas bilingües en España

Escuela CRAS de Sabadell

Fernando Galcerán (director)

Situación actual y cambios respecto al pasado curso

   Como ya se explicó en las anteriores Jornadas celebradas el año pasado, el CRAS es un centro que cree y trabaja dentro de un enfoque bilingüe en la educación de sus alumnos sordos. Esto no significa que seamos una escuela plenamente bilingüe, ni mucho menos. Sólo estamos en el camino y somos conscientes de que nos queda mucho por hacer.

   Respecto a la exposición sobre el CRAS realizada en las I Jornadas se han producido bastantes cambios, y no todos ellos positivos. A decir verdad, creo que la situación se nos ha desbordado un poco, lo que está afectando negativamente al funcionamiento de la escuela.

   En primer lugar, la matrícula de alumnos prácticamente se ha duplicado, pasando de 13 a principio de curso a los 24 de la actualidad. Pero desgraciadamente ninguno empezó de forma temprana en esta modalidad. La mayoría de estos alumnos procede de escuelas ordinarias y han sido derivados al CRAS según las edades debido a los importantes déficit que mostraban. Durante este curso sólo en 3 casos ha sido la propia familia la que ha optado por el modelo bilingüe por propia iniciativa. De estos tres alumnos, sólo uno lo ha hecho a una edad relativamente temprana (5 años), con la ventaja de tener una muy buena competencia inicial en lengua de signos, al ser sus padres sordos.

   Uno de los principales problemas con el que nos encontramos es la enorme heterogeneidad de nuestros alumnos: edades muy diferentes, niveles de LSC, LE y LO muy diversos, otros déficit asociados (visuales, físicos o cognitivos). El reducido número de alumnos y los pocos recursos personales nos obligan a unos agrupamientos poco adecuados. Estos 24 alumnos se encuentran agrupados en cuatro clases con unas diferencias de edad, nivel y necesidades muy importantes, incluso dentro de los mismos grupos, lo que entraña muchas dificultades para ajustar el proceso de enseñanza-aprendizaje a las necesidades de nuestros alumnos.

   A título de ejemplo, en el grupo de ciclo inicial tenemos cinco alumnos, de los que tres presentan graves retrasos madurativos y otras deficiencias asociadas. Los otros dos, son un niño de 6 años y una niña de 5, hija de padres sordos, que empezó este pasado mes de enero, y que son sólo sordos, con un buen nivel de LSC y que hasta el momento llevan una muy buena progresión, al menos el niño de 6 años, ya que la niña escasamente lleva 4 meses con nosotros y aún no estamos en condiciones de valorar su progresión.

   En este grupo, las actividades de enseñanza-aprendizaje se encuentran a menudo frenadas e interrumpidas debido a la enorme heterogeneidad de éste, con un porcentaje muy alto de alumnos con graves dificultades que requieren una atención excesivamente individualizada. Incluso en muchas ocasiones las actividades que realizan los alumnos que están siguiendo un currículo más normalizado (la niña de 5 años y el niño de 6) no son las mismas al encontrarse en diferentes niveles educativos. Como podéis observar, organizar las actividades para este grupo resulta muy difícil y supone un enorme desgaste a todos los niveles para los profesionales.

   En el resto de los grupos la situación no es mejor que la que he descrito: enorme heterogeneidad de edades, niveles, necesidades, lo que dificulta mucho el trabajo de los profesionales.

   Este aumento espectacular de alumnos no se ha acompañado de un aumento proporcional de la plantilla, que sólo se ha visto incrementada en una sola persona. Este hecho ha provocado muy graves contratiempos en el funcionamiento del centro que está frenando y poniendo en serios aprietos nuestro proyecto bilingüe.

La plantilla está formada por:

 

   Son muchos y variados los problemas de nuestra escuela, y estoy seguro de que serán similares para todos los centros aquí presentes. Algunos de ellos dependen exclusivamente de los profesionales que debemos resolver reflexionando y discutiendo sobre nuestra práctica pedagógica; otros son de difícil resolución a corto plazo y sólo con el tiempo se irán resolviendo, pero hay otros muchos que dependen únicamente de la administración educativa; son de fácil solución y hay una verdadera voluntad política para resolverlos.

Éstos son, de forma breve, algunos de los problemas y necesidades que creemos se deberían resolver para poder llevar a cabo el proyecto con ciertas garantías:

A modo de «flash», enumero otras cuestiones que dejo en el aire:

   Sin embargo, no todo va a ser negativo, también hay algunos aspectos positivos, entre ellos que para el próximo curso se pondrá en marcha una nueva experiencia educativa. En concreto, se iniciará un proyecto de escolaridad compartida entre el CRAS y un Instituto de enseñanza secundaria de Sabadell. Un grupo de alumnos del CRAS comenzarán el próximo curso su educación secundaria en modalidad bilingüe.



Mapa del sitio / Web map Página mantenida por el Taller Digital Accesibilidad Marco legal Página principal Enviar correo