Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes
Biblioteca de signos

ÍES Consell de Cent de Barcelona

Origen de la experiencia

Durante el curso 1995-1996, el CREDA Pere Barnils de Barcelona se propuso iniciar y desarrollar el proyecto de escolarización bilingüe de alumnos sordos en la ESO para garantizar la continuidad del modelo de educación bilingüe que se estaba realizando desde hacía varios cursos en el CEIPM Tres Pins, una escuela ordinaria de educación primaria cuyo proyecto educativo está dirigido a alumnos sordos (en grupos de 4 a 6 por nivel educativo).
Asimismo, se contemplaba ofrecer dicho modelo a alumnos sordos procedentes de otras escuelas de primaria, cuyas familias eligiesen proseguir o iniciar- esta opción a partir de la ESO.
Como resultado de los acuerdos entre el Departament d'Ensenyament de la Generalitat y el Institut Municipal d'Educació de l'Ajuntament de Barcelona se designó el ¡ES Conseil de Cent para este cometido. Son varias las razones que propiciaron esta elección:

Características de la modalidad

Lengua de signos

Mi trabajo como modelo lingüístico y cultural de la LSC en educación infantil se divide en dos grupos diferentes.
En esta modalidad educativa se usa la lengua de signos para transmitir la información adecuada y completa de las actividades de enseñanza-aprendizaje. Con ello se persigue promover el acceso del alumnado sordo al currículo de la ESO en el mismo grado y extensión que sus compañeros oyentes (excepto en lo referente a las adecuaciones curriculares que sean necesarias en cada caso en las áreas de lenguas [catalana, castellana y extranjera] y en educación musical). La LSC tiene, pues, para el alumnado sordo, categoría de lengua de comunicación y aprendizaje, junto con el catalán y el castellano y se estudia a partir de un crédito variable.

Agrupación del alumnado sordo

Como criterio organizativo se adopta la agrupación de los alumnos sordos de cada nivel de la ESO en una misma unidad. Dicho criterio responde a la voluntad de facilitarles el intercambio comunicativo en LSC y la actividad cooperativa, así como la optimización de la dedicación del profesorado del CREDA, ya que en este caso existe una mayor coincidencia de créditos durante cada trimestre para lodo el alumnado de un mismo agrupamiento.

Funciones del profesorado:

La atención educativa se articula a través de los profesores del instituto (tutor y profesores de área) y de las profesoras-logopedas que, con distinta dedicación horaria, aporta el Equip de Seguimcnt Escolar de Secundaria i Ocupació Laboral (ESESOL) del CREDA Pere Barnils.
Las funciones de las profesoras-logopedas del ESESOL abarcan los siguientes aspectos:


Las funciones coordinadas del profesorado del instituto y del ESESOL contemplan:

Entornos de aprendizaje según la actividad

Los distintos tipos de actividades derivados de las características de cada área curricular condicionan las diferentes organizaciones de las situaciones educativas en cuanto al tipo de profesorado que interviene, la lengua empleada y la ubicación o no en el mismo espacio físico de los alumnos sordos y los oyentes. En virtud de ello se contemplan las siguientes posibilidades:

Los dos primeros cursos de la experiencia

Curso 96-97

La concreción del modelo actual no coincide con una propuesta bilingüe completa (ya que la competencia inicial de cada alumno en LSC era diversa). Asimismo, esta competencia en las dos lenguas orales era distinta debido a las respectivas historias académicas de los alumnos implicados. Por ello, no se trata de una propuesta cerrada: dada la variedad de situaciones de los alumnos que están cursando actualmente en los últimos cursos de primaria es previsible que esta circunstancia se repita en los próximos cursos. Por tanto, será necesario utilizar el potencial de flexibilidad organizativa del instituto para llevar a cabo las modificaciones precisas a fin de ofrecer la respuesta educativa más adecuada a las sucesivas promociones de alumnos sordos.
En el primer año de la experiencia (curso 96-97) fueron escolarizados 4 alumnos (2 chicos y 2 chicas) en 1.º de ESO, dos de ellos procedentes del CEIPM Tres Pins y los otros dos de dos escuelas de primaria. Las respectivas competencias en LSC se han ido construyendo a lo largo del curso, ya que en algunos era escasa. Asimismo, como ya se ha indicado, el grado de conocimiento de las lenguas catalana y castellana era muy distinto en cada caso, por lo que se organizó el trabajo de las correspondientes áreas de manera individualizada con la finalidad de tratar de equilibrar la competencia lingüística en ambas lenguas, propósito en el que se ha avanzado notablemente.
Los alumnos han permanecido un promedio de 20 horas semanales en el aula ordinaria (13 a cargo del profesor del área y de la profesora de ESESOL y 7 del profesor de área) y 6 en el aula específica.
La valoración de este primer curso de implementación de la modalidad bilingüe es positiva. En el ámbito académico cabe indicar que han superado, por lo general, los objetivos previstos. La nota media del curso (sin contar las áreas de educación musical y lengua extranjera) ha sido de 6,4, incluso superior a la de sus compañeros oyentes de la misma unidad. En el ámbito personal, la posibilidad de contar con las mismas oportunidades que sus compañeros oyentes ha contribuido a fortalecer su autoestima y a construir una imagen ajustada de sí mismos, con sus posibilidades y limitaciones.

Curso 97-98

Durante este curso fueron escolarizados un total de 7 alumnos sordos:


El hecho de que los distintos alumnos se hallan distribuidos en tres niveles diferentes de la ESO y de que la dedicación horaria de los profesionales del ESESOL sea es la misma que el curso anterior añade complejidad a la organización de la atención educativa. La optimization de los recursos sería mejor si, por ejemplo, los 7 alumnos se hallaran matriculados en sólo dos niveles de la ESO.
Sin embargo, y a pesar de que cualquier valoración de la actuación llevada a cabo ha de ser forzosamente prudente debido a la corta experiencia registrada, consideramos que el modelo iniciado reúne las condiciones para transmitir los objetivos de la ESO y que, a tenor de los resultados conseguidos hasta ahora, puede permitir al alumnado sordo la promoción a los estudios posteriores. Todo ello en el marco del centro ordinario y de las relaciones interpersonales con los oyentes basadas al mismo tiempo en la igualdad y la diversidad de condiciones personales, en una situación de normalidad y convivencia. Un modelo educativo en el que tienen cabida todos los recursos, planificados y no enfrentados, que es capaz de no alejar a cada alumno sordo ni de los compañeros sordos ni de los oyentes, y que intenta fundamentalmente no descuidar nunca la persona: ha de tener repercusiones favorables en sus aprendizajes académicos y desarrollo personal y social.







Mapa del sitio / Web map Página mantenida por el Taller Digital Accesibilidad Marco legal Página principal Enviar correo